En las últimas dos décadas, el mundo se ha vuelto cada vez más conscientes de la
salud y el medio ambiente.

Hoy en día,los consumidores se dan cuenta que tienen el poder de evocar el cambio al votar con la herramienta más importante que disponen, sus billeteras.

Es un hecho bien conocido que si quieres un ambiente más limpio y saludable la comida que debemos elegir tiene que ser orgánica.

¿Qué hace orgánico a los alimentos?

En términos estrictamente científicos, las sustancias orgánicas contienen carbono, el pilar fundamental de la vida.

Según esta definición, todo lo que comemos es técnicamente orgánico.Sin embargo, el lenguaje de la agricultura ha cambiado la definición de orgánico cuando se refiere a los alimentos y otros consumibles. Los alimentos inorgánicos abarcan todo lo que la comida orgánica no es.

Nutrientes

Los alimentos orgánicos son más saludables que los Inorgánicos por el simple hecho de que son más ricos en vitaminas y minerales, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California. Encontraron un 58% más de antioxidantes (que ayudan a prevenir las enfermedades cardíacas y el cáncer) en las bayas cultivadas orgánicamente que el de los cultivos producidos convencionalmente. Los alimentos orgánicos tienen que estar libres de fertilizantes, esto se inicia en el nivel del suelo cuando un agricultor prepara su campo.

No puede utilizar ningún fertilizante a base de petróleo o material químicamente alterado en su suelo.

El estiércol y compost son productos orgánicos aceptables.Un agricultor puede tratar sus cultivos con jabón insecticida o aceite de neem, pero no puede utilizar aerosoles comprados en las tiendas a menos que estén certificados como orgánicos.

Alimentos orgánicos vs alimentos inorgánicos

La comida orgánica no pueda entrar en contacto con los alimentos inorgánicos, con el fin de asegurar que los plaguicidas u otros tratamientos químicos no contagien a los productos orgánicos, debe ser empaquetado y enviado por separado de los alimentos cultivados convencionalmente.

Los defensores de los alimentos orgánicos afirman que los productos  orgánicos son más saludables que los productos convencionales.Menos químicos significan menos carcinógenos.

También dicen que la comida sabe mejor.

Seguridad

No tendemos a pensar qué tan seguro es el alimento que consumimos, pero realmente deberíamos hacerlo,
sobre todo aquellos de nosotros que tenemos niños. Pues resulta que, según un estudio realizado por la Universidad de Washinton, los niños que comen una dieta convencional tienen un nivel de pesticidas 6 veces más altos que los
niños que comen la mayoría de comida orgánica.

Alimentos orgánicos vs alimentos inorgánicos

Este es un gran problema porque los investigadores encontraron que incluso niveles bajos de exposición a estos pesticidas durante el desarrollo temprano del cerebro tiene el potencial de causar cambios permanentes en la química del cerebro y el comportamiento, a menudo termina en hiperactividad. En mi propia experiencia personal y en la experiencia de muchos otros, los alimentos ecológicos tiene un sabor mucho mejor que la comida inorgánica.

Dos casos de estudio que usted puede probar:

1) Plátano banano orgánico vs inorgánico, el banano orgánico será más dulce y cremoso.

2) Tomate orgánico vs tomate inorgánico, el tomate inorgánico será probablemente más grande pero tendrá menos sabor en comparación con el tomate orgánico.

¿Cómo encontrar alimentos orgánicos?

Busque en las etiquetas que dicen ”alimento orgánico certificado”. Las etiquetas como “todo natural” o “crecer naturalmente” están bien, pero no es lo mismo que una certificación orgánica, que exige el cumplimiento de ciertas normas.  Los productores y manipuladores deben ser certificados por una entidad certificadora acreditada, para poder vender, etiquetar o representar sus productos como “100% orgánicos” o “elaborado con productos orgánicos”.

Otra opción es cultivar nuestros propios alimentos orgánicos. La falta de espacio o capacidad no es una excusa para
tener tu propio jardín. Las plantas de té, especias y ensaladas, como la lechuga, pueden salir de las macetas a su mesa. Solo tienes que aprender cómo hacer crecer un jardín en macetas que son muy prácticas incluso si vivimos en
apartamentos.

Es fácil, relajante, con pocos costos y su salud se verá beneficiada con estos alimentos orgánicos.