Una de las tareas más importantes a la hora de preparar mermeladas y jaleas es el momento de envasar el producto. Allí se juega la seguridad, la higiene y la durabilidad de los dulces caseros.

Básicamente hay 3 detalles fundamentales para asegurar la conservación de las frutas y hortalizas envasadas:

  • Limpieza y esterilización de los envases
  • Máxima higiene y cierre hermético
  • Esterilización de las confituras envasadas.

Los envases

Para la industria casera, el envase de vidrio es el que ofrece las mayores garantías, por ser más higiénico y por permitir además ver el contenido para su control, además resulta más económico, pues puede usarse infinitas veces.

Como envasar mermeladas y jaleas

La forma y tamaño de los envases carece de importancia; en cambio, el sistema de cierre que tienen los frascos si lo es. Ya se trate de corchos, tapas fénix o corona y las tapas de vidrio esmerilado, lo importante es lograr un cierre hermético.

Corchos: en este caso es imprescindible usarlos nuevos, perfectos y sin ninguna avería, credos especialmente para el frasco destinado a envasar las confituras. Antes de usarlos deben pasarse por agua hirviendo y cerrar con ellos los envases mientras permanezcan aún húmedos, tibios, introduciéndolos en el frasco hasta que solo quede afuera un trozo de 3 cm, al que se le colocará una atadura de seguridad de alambre fino o una cuerda resistente.

Aún se puede perfeccionar el cierre: antiguamente se cubría la superficie sobresaliente del corcho con una capa de parafina, cera o lacre, usados tibios, para no romper el vidrio. Una vez elegida la tapa, perfectamente hermética, correspondiente a cada envase, se debe proceder a esterilizarlos vacíos y bien escurridos, no deben cercarse con una tela ni otro elemento absorbente para evitar contaminaciones.

La esterilización

Para esterilizar los frascos vacíos, imprescindible antes de llenarlos, colocarlos en un recipiente grande, colocando entre ellos trozos de tela para que al hervir no se rompa o raje el vidrio con el movimiento del agua. También agregar las tapas sueltas, cubrir todo con agua fría y tapar el recipiente. Colocarlo sobre fuego moderado, contar 20 minutos desde que hierva el agua, manteniendo siempre en el tiempo indicado un hervor moderado.

Como envasar mermeladas y jaleas

Dejarlos enfriar en esa misma agua para que el cambio brusco de temperatura no los rompa y escurrirlos como se aconseja en el párrafo anterior. Esta tarea debe hacerse poco antes de envasar.Así estarán listos para envasar la confitura preparada aún caliente. Si la tapa no tiene un disco de corcho que aísle del metal o uno de plástico, conviene interponer un disco de papel manteca pasado por alcohol fino y aireado un poco (secar el alcohol).

Cerrado herméticamente

Si se desea una conservación indefinida es necesario esterilizar ahora los frascos llenos y bien cerrados. Colocarlos con el mismo cuidado indicado para los vacíos en un recipiente grande, cubrirlos con agua fría y hervir moderadamente el agua, calculando 20 minutos para frascos que contengan 3kg de confitura, aumentando el tiempo gradualmente según el tamaño mayor de cada envase. Dejarlos enfriar en el agua antes de retirarlos. Mantenerlos en la alacena en lugar oscuro, fresco, tal como un sótano, si se posee.

Cuando se envasa en frascos se hace en caliente y se tapa en caliente. Al enfriarse, el dulce se contrae y hace que el cierre sea hermético.