La tierra debe ser tal como la hemos descrito en el apartado de cultivo. El único secreto es mantener la humedad, ya lo puedes hacer con un humidificador profesional, o bien con un pulverizador manual. Para el pulverizador, se debe pulverizar al menos cada dos o tres horas, aunque es recomendable hacerlo cada hora. Si no lo puedes pulverizar a menudo, lo deberías proteger con una malla sombreadores o una malla húmeda. También puedes ponerlo en un lugar con luz indirecta y protegido del aire. Normalmente tardan de 20 a 40 días a sacar raíces en la temporada de primavera y verano, que son los meses más indicados. Se suele aconsejar empezar a hacer esquejes cuando las noches son más cálidas. En España, por ejemplo, se empieza el 15 de abril. Hay profesionales que utilizan hormonas, pero sin hormonas también se pueden conseguir resultados muy buenos.

Tipo de esqueje

  • Esqueje vegetal: Casi todas las plantas se pueden reproducir por esqueje. Lo único que tenemos que hacer es cortar un trozo de unos tres dedos como mínimo de la planta. La parte alta de la planta es la más vigorosa, pero igualmente puedes coger las de abajo. Es decir, de una rama puedes hacer varios esquejes. Un dedo y medio debe estar enterrado en la tierra, sin ninguna hoja, y si hubiera alguna hoja se debe quitar.
  • Esquejes vegetales colgante las ramas: Si tenemos plantas con ramas gruesas, podemos doblarlas y acostarse las al suelo. Si regamos un poco, al cabo de un mes ya empiezan a sacar raíces. Entonces se debe cortar y arrancar la planta nueva.
  • Esqueje por rebrote: Hay plantas que debajo la base, salen rebrotes. En estos casos, se deben estirar cuidadosamente, tratando de sacar el máximo de raíz. El esqueje vegetal cubriendo la rama y el esqueje por rebrote son las formas más viables y fáciles de hacer.