Estos son los tipos menos comunes de preparaciones de plantas medicinales:

Microdosis

Las microdosis son una de las maneras más seguras de automedicarse o tomar plantas medicinales, ya que el contenido que ingerimos de planta es muy bajo. Se trata de diluir en un cuentagotas de 10 ml una parte de alcohol de 96 ° C alimentario y dos partes de agua, cuanto más limpia o desmineralizada mejor. En este cuentagotas añadiremos unas 10 gotas de tintura de la planta que elegimos (si la planta es venenosa o potente pondremos menos gotas de tintura) o una o dos gotas de aceite esencial de cualquier planta (si es una planta muy potente o venenosa una gota).

Podemos hacer una mezcla de plantas, las que creamos que sean necesarias, siguiendo los principios de la fitoterapia: tratando de no crear contradicciones en las funciones de las plantas o creando un exceso de funciones que el organismo no pueda responder correctamente o responda pero en menor eficiencia. La forma de tomarlo es cada hora ponerse dos gotas; si se va mejorando de la enfermedad se puede tomar cada tres horas dos gotas, en ayunas siempre mejor.

Si tomamos varias microdosis diferentes, deberían espaciar diez minutos mínimo. En Internet hay muchos manuales de utilización y formulación de microdosis, el escrito es una información base, la dosis de tintura o aceite esencial varía para cada planta y cada autor e investigador habla de diferentes dosis, mezclas, pero todos coinciden bastante. La microdosis no caduca, al igual que los aceites esenciales, tinturas, el alcohol permite guardar las propiedades medicinales, eso si se debe guardar en un lugar protegido del sol.

Jarabes

Se mezcla la hierba con azúcar, a ser posible moreno, con una proporción de más o menos 650g de azúcar y 350g de agua y se cocina a fuego muy lento, sin que llegue a hervir, durante unos 20 minutos a 60 ° C más o menos. Retire la hierba y ya tiene una Jarabe.

Jugo fresco

La planta en fresco tiene las mismas propiedades medicinales o similares a cuando hacemos una infusión. Por esta razón hay muchas culturas que trituraban las hojas con un mortero y las exprimían con un trozo de tela. Este jugo se lo bebían o se la aplicaban a la piel. Actualmente podemos hacer zumos de plantas con las licuadoras. Nunca debemos superar las dosis recomendadas para infusionar, ya hemos recomendado siempre tomar de menos a más, no fuera el caso de que el cuerpo no aceptara bien este zumo o la mezcla en otras plantas.

Compresas

Siempre que tengamos una enfermedad externa o queramos mejorar un tratamiento interno, podemos mojar un trozo de tela con la infusión de la planta requerida y aplicar donde se necesite. Cuando se enfría se quita y se vuelve a poner una compresa caliente. Con media hora de aplicación ya es más que suficiente.

También podemos aplicar una compresa fría y el organismo actuará activando todos los sistemas de defensa, para calentar aquella zona fría. El resultado será el aumento del sistema inmunitario. Muchas enfermedades, especialmente las infecciosas, se curan envolviéndose todo el cuerpo, con una toalla húmeda. Entonces el organismo reacciona activando todas las glándulas internas y los sistemas de defensa. Si están interesados en estas técnicas gratuitas de curación, debería estudiar la doctrina terminal del doctor Vander, el doctor Lazaeta, y otros.

Cataplasmas

Se mezcla la planta medicinal o la planta triturada con arcilla o harina y se aplica a la parte que necesite ser curada. Normalmente se deja de una a diez horas aplicado, dependiendo de la posibilidad. Dormir con él es una opción.

Parche

Es como una cataplasma, pero en vez de arcilla o harina es con grasas o resinas. El objetivo de un parche es introducir al organismo la sustancia medicinal durante varias horas. Cuando lo ha absorbido se vuelve a aplicar.

Baños

Son los grandes desconocidos; cuando nos damos un baño no cuesta nada añadir una infusión de tomillo, salvia, romero, ruda, cola de caballo … la planta que creamos que nos puede ayudar más. Si añadimos sal aunque mejora la eficiencia, porque la sal te descarga eléctricamente y te relaja. Si añadimos 1kg de sal por cada 50 litros de agua caliente, provocamos una diálisis, es decir, ayudamos al organismo a desintoxicarse. Se pueden hacer baños de pies, de manos, baños “de asiento” (baños genitales). Si este último baño se hace en frío, se activan todas las glándulas internas, mejorando el sistema inmunitario; si se hace en caliente es para ayudar a entrar la propiedad medicinal en las partes bajas del cuerpo, como por ejemplo en infecciones vaginales o genitales.

Irrigaciones Vaginales

En el caso de infecciones internas de la vagina, se procede a comprar en la farmacia un aparato especial para estos casos, que introduce el líquido en el interior de la vagina. Se hace una infusión de la planta elegida y se hacen las irrigaciones a 37 ° C.

Vapores

Normalmente se utilizan para el aparato respiratorio, ginecológico y para la limpieza de la piel. Simplemente se calienta una olla y cuando hierve se echan las plantas medicinales o los aceites esenciales. Dependiendo la parte del cuerpo que se quiera vaporizar, debe ponerse toallas o mantas por encima y dejar que los vapores entren por la nariz o por la zona elegida. De 5 a 15 minutos es suficiente.

Sauna

La sauna es la forma más completa de mejorar la salud en general para que activa todos los sistemas de defensa y todas las glándulas internas. Siempre que creamos un contraste de caliente a frío mínimo un par de veces, aconsejándolo unas 6 veces mínimamente. El contraste lo hacemos saliendo de la sauna y aplicándonos una ducha de agua fría. Siempre tenemos que ir de agua tibia a fría a ser posible, lo que el cuerpo aguante; poco a poco irá aguantando el agua más fría.

La Sauna más sencilla sería calentar la olla más grande que esté disponible y cuando el agua esté caliente, ya puede realizar la sauna. Si lo prefiere, os podéis tirar unas hierbas medicinales; entonces os ponéis unas mantas a encima de todo el cuerpo, sin que haya un agujero (puede asomarse), siéntese en una silla y la olla la coloque delante de la silla. Cuando ya no pueda más sencillo le haga una ducha de agua fría y luego volver a la sauna. En el apartado de recomendaciones generales para prevenir y curar enfermedades os explicaremos protocolos fáciles para activar y curar todo el organismo.

Gargarismos

Es una opción cuando hay infección de boca o de la garganta. Simplemente se hacen infusiones desinfectantes de plantas o con sal de mar, después de enjuagarse. El agua se debe tirar, ya que contiene toxinas y células muertas.

Vinagre medicinal

El vinagre se utiliza como vehículo, se puede añadir una maceración de una planta, una infusión o una esencia. El vinagre es la solución más efectiva para los problemas de hongos externos. Internamente no se aconseja demasiado para no ser demasiado bueno para la salud. Pero si así lo opta siempre es mejor ingerir cada día vinagre de manzana o de arroz.

Tipos de preparaciones mas comunes (Parte 1)